Queremos mantener en total pulcritud nuestro carro, y por ello debemos tomar especial atención a los neumáticos, con mayor razón cuando sabemos que es la parte que rueda por el asfalto, exponiéndose a mayor cantidad de materiales que pueden ensuciarlos y además que reciben todo el polvo que desprenden las pastillas de los frenos, que es un material llamado ferodo, que es muy pegajoso y se va pulverizando con el uso.

Además de limpiar los neumáticos del carro, debemos poner atención a los guardafangos que también reciben mucho sucio, casi la misma cantidad que las ruedas, y que va acumulándose, y en caso de no limpiarlos con regularidad, con el tiempo se hace más difícil retirarlo y su aspecto desaseado no contribuye a mantener el aspecto aseado de nuestro vehículo.

Los neumáticos, la zona más sucia del carro

Definitivamente, si queremos realizar una profunda y verdadera limpieza de nuestro automóvil, la mejor practica debería ser comenzar por el aseo a fondo de los neumáticos del mismo, es la zona que siempre estará más sucia que otra y que además la suciedad está más pegada y difícil de retirar, de no hacerlo de esta manera podemos ensuciar una zona que ya esté limpia del vehículo.

Anuncios

Otra recomendación importante es que lo mejor es trabajar en superficies frías, los frenos se calientan mucho y transmiten ese calor a las ruedas, por eso, lo ideal es comenzar antes de rodar con el vehículo, de preferencia en un lugar despejado y aireado, con suficiente sombra para trabajar con frescura y en un ambiente agradable. Los productos para limpiar los neumáticos son químicos fuertes y es preferible que haya buena ventilación, y en lugares y superficies calientes secan antes del tiempo requerido para su actuación.

La limpieza de los neumáticos debe realizarse no solo por una cuestión de estética, también por durabilidad, para nadie es una secreto que son partes del vehículo que deben estar en óptimas condiciones para seguridad de la marcha, y que además, como todas las partes del carro, son costosos, así que lo mejor es mantenerlos en buen estado evitando grietas.

Generalmente la limpieza de los neumáticos se realiza con estos instalados, sin embargo, para garantizar un aseo profundo lo ideal sería desmontarlas y lavarlas por dentro y fuera, comenzando con un cepillo, agua y jabón, restregando con fuerza para desprender todo el sucio y luego echar un producto especial para la protección de los mismos.

Anuncios