La gasolina cada vez es más costosa, en algunos países mas que en otros, y por esa razón los vehículos cada vez se desarrollan con mayor eficiencia de millas por galón, pero además de eso, la responsabilidad de mantenerlo en perfecto estado es de su dueño y/o conductor; un motor desentonado puede aumentar en promedio un 40% el consumo de combustible.

Para conseguir que el rendimiento de gasolina sea el más óptimo posible se deben seguir algunas recomendaciones y aquí detallaremos algunas de las más importantes para conseguir nuestro objetivo.

Desde las ruedas hasta los filtros apropiados

Aunque no lo crea, si los neumáticos no están en la presión que indica el fabricante, el consumo de gasolina puede aumentarse hasta en un 3,3 por ciento. Los vehículos vienen con las especificaciones correctas de presión bien indicadas, generalmente es colocada una etiqueta en el marco de la puerta del conductor en la parte interna del lado de la cerradura, también en el manual del propietario y a veces en la guantera, así que revise el aire de las ruedas con regularidad y vea resultados en su bolsillo.

Anuncios

Otro factor muy importante que puede aumentar el consumo de combustible de nuestro automóvil es no mantener el motor en óptimas condiciones, y para ello lo primero es utilizar el lubricante que según las indicaciones del fabricante es el adecuado, que puede aumentar en hasta 2% el rendimiento del carro. Las especificaciones generalmente están bien detalladas en el manual del usuario. Es importante utilizar aceites que indiquen que son “Conservadores de Energía” que utilizan elementos químicos que son reductores de la fricción de manera mucho más eficiente.

Aunque cambiar un filtro de aire no afecta ni disminuye el consumo de combustible, si proporciona un mejor desempeño del vehículo, y por lo tanto mantiene en buenas condiciones el motor del mismo, a la larga seguimos cumpliendo con el objetivo de mantener el vehículo en buen estado general.

Se debe considerar la manera con se maneja el vehículo, si constantemente aceleramos y frenamos bruscamente, el consumo de gasolina se incrementa hasta en un 4%, tampoco se debe conducir acercándose demasiado a los otros vehículos, que hará que se deba frenar constantemente, la energía producida sólo se convierte en calor que reduce la vida útil del sistema de frenos y también incide en la relación eficiente de millas por galón de combustible.

Anuncios