Todos saben lo costosos que se han convertido los carros, y mantenerlos en buen estado también es una tarea dura para el bolsillo, sin embargo, para que ese bien siga manteniendo su valor y obviamente su vida útil en el tiempo, es necesario realizar algunas tareas que permiten su conservación en un estado adecuado del vehículo.

Nadie está negando que los vehículos se vayan depreciando con el tiempo, y que el desgaste natural por el uso es inevitable, solo se recomienda realizar algunas tareas para alargar lo más posible el desgaste y garantizar el disfrute del vehículo en óptimas condiciones por mayor tiempo.

Desde el servicio hasta la forma de manejar.

Cuando se adquiere un vehículo, el concesionario indica cada cuanto tiempo o kilómetros se debe llevar a revisar, y así se hace mientras esté en garantía, luego de expirada la garantía, muchos se olvidan que este necesita igual ciertos trabajos de mantenimiento preventivo, así se garantiza no tener que acudir por un mantenimiento correctivo, que siempre será más costoso y a veces hasta irreparable.

Anuncios

Al menos una vez al mes es recomendable revisar los niveles y estado de los lubricantes, al igual que la presión de los neumáticos. Es una tarea sencilla y muy necesaria que puede ser realizada en casa por el mismo propietario. El aceite es fundamental para las buenas condiciones de funcionamiento del motor, al igual que la lubricación de la dirección y transmisión. Tampoco debe olvidarse revisar el nivel de fluidos como el refrigerante y el liquido de la bomba de frenos. Revisar también las mangueras y correas para verificar que no tengan algún desgaste o estiramiento.

En sitios donde las temperaturas son frías, es una buena práctica darle chance al motor para que tome calor, dejándolo unos 20 segundos encendido sin arrancar y manteniendo las revoluciones por minuto en mínimo, sobre todo si ha estado más de 5 horas sin movimiento, con esto le damos tiempo a los fluidos que comiencen a circular por el motor, y la bomba de aceite lubrique de manera más adecuada todas las partes del auto.

Periódicamente poner atención al vehículo, para darse cuenta si existe algún ruido extraño y atacarlo a la brevedad. También se debe manejar con cuidado y en forma calmada, los acelerones y frenazos son una forma de maltratarlo y al final se trata de mantener en buenas condiciones el automóvil.

Anuncios